* Tu escuela... Tu plataforma de apoyo... Tu laboratorio social ..

Categoría:

El sistema sanitario (V) . ¿Cuáles son las obligaciones-deberes de los usuarios en la asistencia sanitaria?

En CONOCIMIENTO se recogen información de la materia.

Última actualización 02/24

La entrada anterior (Sistema sanitario IV) hablaba de los Derechos de los usuarios-pacientes en el ámbito de la asistencia sanitaria pública… Pues bien…Ahora vamos hablar de los Deberes, si bien de una forma muy breve porque nos remitimos a información ya publicada en otros sitios,  y accesible. Es decir, puedes ampliar conocimiento accediendo libremente a ellos.

Pero para empezar…

…Hoy todos tenemos muy interiorizada la prevalencia de los DERECHOS, de hecho, no son pocas las personas que nos “alertan” de estar viviendo peligrosamente en un MUNDO saturado de DERECHOS… Pero lo cierto es que todo derecho genera una obligación o deber en otro sujeto, es decir, el MUNDO DE OBLIGACIONES/DEBERES es correlativo al de derechos, o dicho de otra manera: El MUNDO se construye con los DERECHOS y las OBLIGACIONES-DEBERES de todos las personas, porque ambos se complementan para construir el edificio social en el que vivimos (por ejemplo, lo podemos visualizar en un hecho tan elemental como que para contar con el Derecho a sanidad pública todos Debemos de contribuir a su sostenimiento aportando un dinero por la vía impuestos)

Pero primero distingamos entre deber y obligación. No siempre son lo mismo.

  • El deber es algo que una persona hace voluntariamente por deseo propio o por sentimiento moral de obligación.
  • La obligación es una exigencia que se antepone y rige la libre voluntad de una persona. Detrás del cumplimiento de una obligación suele haber el deber legal, es decir, se da cumplimiento a algo porque ha de hacerse así y existe cierto temor de lo que podría pasar caso de no cumplirse.

Lo que para muchos puede ser una obligación, para otros será más bien un deber y viceversa. Pero lo cierto es que es la obligación o deber legal la que genera reproche formal, o sea, que la obligación da lugar a que se pueden exigir responsabilidades a través de los procedimientos establecidos. Por contra, el deber “a secas” produce principalmente reproche social moral.

En concreto, aquí fundamentalmente hablamos de Deberes legales u Obligaciones y nos alejamos del terreno de la moral.

Pues bien…

La vigente Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad recoge las OBLIGACIONES básicas de los ciudadanos con las instituciones y organismos del sistema sanitario, obligaciones que son fundamentalmente tres:

  1. Cumplir las prescripciones generales sanitarias comunes a toda la población, así como las específicas determinadas por los Servicios Sanitarios.
  2. Cuidar las instalaciones y colaborar en su mantenimiento.
  3. Responsabilizarse del uso adecuado de las prestaciones, en particular, la utilización de servicios, procedimientos de baja laboral o incapacidad permanente y prestaciones terapéuticas y sociales.

La primera obligación guarda fundamentalmente relación con el mantenimiento de niveles adecuados de salud pública, o sea, con la creación y mantenimiento de esa seguridad pública que nos envuelve-protege a todos. La segunda pone en un primer plano la necesaria conservación de la infraestructura sanitaria, porque hablamos de una actividad que requiere de una dotación de medios importante (y costosos). La tercera pone el foco de atención sobre la conducta ética de cada persona en cuanto al uso responsable de las prestaciones públicas.

Por otra parte, los DEBERES (en sentido amplio) de los usuarios-pacientes, se encuentran recogidos en multitud de documentos que generan diferentes agentes buscando, entre otras cosas, crear conciencia ciudadana acerca de la necesidad de un buen uso del servicio sanitario. A nuestro juicio esto queda visualmente muy bien resumido en el atractivo cartel de deberes que propone la junta de Andalucía y que encuentras desde el menú derecho de la web con la que enlazamos desde el “icono”.

¡¡Recuerda!!, si el Deber se apoya en una Ley, entonces hablamos de Obligaciones en estricto sentido formal.

 

Para más información de Obligaciones puedes consultar desde aquí          el completo documento de la Junta de Andalucía titulado Derechos y deberes en el  ámbito sanitario.  Legislación vigente. Otro ejemplo lo tienes en Castilla-León con la Ley 8/2003, de 8 de abril, sobre derechos y deberes de las personas en relación con la salud; concretamente en su título VI-Deberes.

Pero…, sin ánimo de extendernos…, sólo añadir que hay bastantes más actores que publican deberes y que puedes localizar tú mismo con tu ordenador. Hablamos principalmente de CCAA, que utilizan normalmente la vía legislativa, pero también de centros asistenciales que publican directamente deberes en su propia web.

Así, con carácter general nos encontramos, entre otros, con los DEBERES-OBLIGACIONES de:

1) Cumplimentar las normas y procedimientos de uso y acceso a los derechos otorgados por cada Ley.

2) Mantener el debido respeto a las normas establecidas en cada centro, así como al personal que preste servicios en los mismos.

3) Firmar en caso de negarse a las actuaciones sanitarias en el documento pertinente; documento en el que quedará expresado con claridad que el paciente ha quedado suficientemente informado y rechaza el procedimiento sugerido.

4) Mantener actualizados los datos de contacto a los efectos de localización por parte de los servicios de salud.

5) Facilitar de forma veraz datos del estado físico y salud para facilitar el proceso asistencial.

En fin,

esperamos que esta breve información, junto con todas las remisiones incorporadas, te sea de utilidad para tener un poco más de claridad en cuanto a lo que la sanidad pública espera de cada uno de nosotros cuando accedemos a ella…. Se trata, entendemos, de mejorar la Convivencia institucional-ciudadana.

7 comentarios en “El sistema sanitario (V) . ¿Cuáles son las obligaciones-deberes de los usuarios en la asistencia sanitaria?”

  1. Gracias por introducir un tema que a mí me parece muy interesante y que yo resumo en: la contraparte a los derechos. Y aún más interesante en un marco de convivencia social.
    Yo creo que todos tenemos un marco propio de deberes (con la familia, con el trabajo, con los amigos…) pero es verdad que a veces ese marco de deberes se queda muy pequeño en lo social y a la espera de que las obligaciones que se nos marquen desde fuera
    hagan ese trabajo (por obligación).
    Yo recuerdo que mi abuela me decía «no hagas a los demás lo que no te gustaría te hicieran a tí». Eso es DEBER, y creo que en lo social es fácilmente aplicable bajo otros términos.

    Para mi lo esencial es que cuidemos -como nuestros que son- de los «bienes sociales» que se nos ponen en las manos, porque de esos bienes sociales muchas veces dependen nuestros DERECHOS… un ejemplo: de la asistencia sanitaria depende mantener nuestra vida e integridad física.

    Gracias por el artículo.

  2. ¿Y no existe el deber de participar en la Sanidad pública para intentar mejorarla? Lo digo porque echo en falta que las personas-ciudadanos no estemos llamados a participar en la mejora de todas las instituciones-administraciones y el caso de la Sanidad me parece especialmente significativo porque lo considero un Bien Social fundamental para todos.

    1. Yo creo que hablar de nuestros deberes es un tema muy importante de cara a mantener un sistema social cohesionado y eficaz. Si todo lo limitamos a las obligaciones, la norma «nos comerá» y encima nos quejaremos, lo cual no quiere decir que así no funcione OK pensando en el «bien común», sino que el funcionamiento se quedará al margen de nuestros actos puramente voluntarios.
      Pienso que bajo un esquema de deberes nuestros actos voluntarios están asegurados y encima lo haremos dentro de un marco participativo-democrático y solidario. ¡Qué má motivación se puede pedir!

      Gracias por el texto.

  3. Yo creo que las obligaciones básicas son pocas y lógicas: cumplir con las prescripciones sanitarias, cuidar las instalaciones, responsabilizarse del uso adecuado de las bajas/incapacidad laborales y de las prestaciones terapéuticas y sociales… Todas ellas tienen un trasfondo de coste público, y por ello, por lógica son exigibles.
    En cuanto al deber, más allá de una normativa puntual, cada cual le pone su firma y va, por ejemplo, desde la asistencia al familiar enfermo hasta seguir con el máximo detalle lo que le sugiere el médico en consulta.

    Yo creo que con el reciente COVID hemos visto claramente la diferencia entre ambos enfoques, quizás hemos tenido momentos de más obligaciones, pero cada uno en su casa-trabajo ha tenido que lidiar también con sus deberes.

  4. ¡Deberes, algo con tan mala prensa en estos días de Libertad!.
    Me parece muy oportuna esta entrada porque es como decirnos que el uso de algo tiene su «precio» y que no todo es gratis, ni cualquier cosa que se haga es correcta para mantener la convivencia. Obligaciones y deberes son la réplica al dinero-pago. Son la esencia del uso de un servicio público para que también sea accesible por los demás.

  5. Yo nunca he visto que a nadie se le exija actuar de determinada manera para cuidar de su salud más allá de las puras advertencias médicas de lo que le puede pasar si no lo hace. Tampoco he visto negarle a nadie la atención por no actuar con rigor en su enfermedad.
    Lo que sí he visto es como para solicitar una incapacidad laboral (total o permanente) los evaluadores se leen todo lo que cae en sus manos. Me imagino que en sus informes los médicos escribirán algo de esto para que los inspectores de la incapacidad lo tengan en cuenta, al fin y al cabo, una cosa es estar malo «objetivamente» y otra bien distinta es actuar conforme a ello. Supongo que la objetividad guía la evaluación de la incapacidad, y luego, la subjetividad también tendrá su papel a la hora del dictámen definitivo. De hecho, no todas las personas quieren salir del mundo laboral a pesar de su incapacidad, por alta que sea -y viceversa-

  6. Yo creo que el buen uso de las bajas/incapacidad laborales están en el centro de las obligaciones de los usuarios del sistema de salud, y ello porque afecta a otras áreas -la laboral y SS– y hay dinero implicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *