* Tu escuela... Tu plataforma de apoyo... Tu laboratorio social ..

Categoría:

CASO – 5 Listas de espera sanitarias. ¿Cómo ejercer tu derecho a Pedir y cómo defender tu Libertad de elección público-privado?

Los CASOS se fundamentan en hechos e informaciones veraces  y también expresan opiniones, dudas y preocupaciones fruto de experiencias personales y de su estudio.

junio 2023

El punto de Partida

Yo resido en Madrid y en los últimos cinco años he vivido en primera persona la decadencia de la sanidad pública…, que seguramente ya venía de antes…, pero yo entonces no lo viví. Y esto es importante porque normalmente no nos percatamos de los problemas hasta que ya los tenemos bien  encima. Cuando ya sólo podemos entonar el “¡Y qué le vamos a hacer!”… Y patalear.

Bien. Hablo desde mi experiencia contrastable, en concreto:

  • Antes de la pandemia sufrí un traumatismo craneoencefálico muy severo y superado el trance vital entré en fase de seguimiento neurológico… Demoras. Bastantes…, entre otras, TAC de prioridad preferente que supuso una espera de 3 meses. Valoración y prueba diagnóstica que fueron realizadas, respectivamente, 7 y 10 meses después.
  • Desde la pandemia se multiplicaron los tiempos de espera, y así, entre otros, el seguimiento para 3 meses se materializaba a los 6. La consulta sucesiva pedida por el especialista para el primer hueco disponible, se producía 9 meses después. La valoración para la que ya llevo esperando más de 5 meses aún no tiene fecha programada…

Toma de Posición. Lo que hice para PEDIR y sus Resultados.

Ante estas circunstancias presenté sendas reclamaciones ante el servicio de salud para agilizar las citas. También pedí en varias ocasiones que si consideraban que lo que les solicitaba excedía sus capacidades de atención, me indicaran en qué temas concretos debía dirigirme a la sanidad privada para intentar avanzar bajo indicaciones concretas suyas (de la sanidad pública)… O sea, algo similar a lo que en marzo del 2023 dice va a hacer unilateralmente la Junta de Andalucía para dar salida a una atención sanitaria pública desbordada  –  Aquí puedes leer la noticia  Sólo que en mi caso concreto yo apelaba a la bilateralidad de la decisión en base a la propia experiencia vivida, o sea, que voluntariamente recurriría a lo privado con el objetivo de mejorar los tiempos de valoración de  mi salud por parte de la sanidad pública, un espacio de profesionales en el que siempre he confiando y sigo haciéndolo, pero en mi experiencia, hoy carente de medios suficientes.

Sigo

Pues mi petición NO obtuvo respuesta de la administración, lo que lógicamente traslada al ciudadano alguna de estas dos cosas -o las dos-:

  1. Que derivar a la atención privada no compensa a lo público, o sea, que le resulta más caro… Aquí sólo tengo que decir que ya hay algún estudio publicado en revistas médicas reputadas -como The Lancet– que da ideas de por dónde pueden “ir los tiros”. Y que no va por el lado del dinero o los costes directos, sino por los indirectos.
  2. Que no hay excesos en la capacidad de atención pública. Aquí sólo destacar lo que toda “cabeza que piensa” deduce… Que esos plazos superiores a los 3 meses son considerados como una atención sanitaria pública normal, porque de no ser así, algo se hubiera hecho para evitarlos y así sacarlos de la anormalidad.

¡A ver. Por partes!…, Pero primero habría que definir eso de “normal” ¿no?

Bien, pues estaremos de acuerdo en que lo normal son lo que dicen los datos de las listas de espera publicados por los propios órganos de gestión sanitaria. Otra cosa es que nos parezcan excesivos, pero son los datos de situación, es decir, los datos con los que nos tenemos que comparar para saber si estamos dentro de la media de espera oficial, o fuera de ella.

Lo que hice para SABER y sus Resultados.

Desde la experiencia vivida me animé a consultar para los últimos cinco años las listas de espera en consultas externas especializadas de A) mi hospital y de mi B) comunidad autónoma. También consulté las C) listas de espera para pruebas diagnósticas en mi Comunidad.

Bien… Pues de primeras consultas externas sí encontré datos publicados, pero de las sucesivas no, así que me parece evidente que estas últimas ya quedan fijadas para los órganos de gestión de citas por el propio especialista cuando hace él mismo el requerimiento de cita telemáticamente en presencia de su paciente en consulta. O lo que es lo mismo, que cada paciente tiene su propia y personalizada lista de espera para consultas sucesivas y que las fechas corren desde el momento en que el especialista realiza la solicitud de cita – lo cual figura en el informe de seguimiento-.

Sigo…

Centrándome en ene2018 y ene2023 –y eso por mayor claridad y porque las tendencias en el periodo se mantienen-, los datos que obtuve desde la web de los servicios de salud son éstos (acceso a datos en  marzo 23)

A)    Demora media* en especialidades de mi hospital (en días)
Especialista Neurología Oncología médica Traumatología TODAS
Ene 23 126,6 2,36 76,88 95,95
Ene 18 18,99 12,56 33,68 39,55
B)    Listas en primeras consultas de especialidades en mi Comunidad
Fecha datos Número ** % Más de 3 meses por fecha de cita % entre  2 y 3 meses  por fecha de cita Demora media en días a fecha de datos*
2023 ene 550.578 58% 22% 68,8
2018 ene 381.252 26% 46% 33,82
C)    Listas en primera prueba diagnóstica en mi Comunidad
Fecha datos Número **  % Más de 3 meses por fecha de cita % entre  2 y 3 meses por fecha de cita Demora media en días a fecha de datos*
2023 ene 168.847 48% 20% 59,82
2018 ene 128.711 43% 28% 43,27

* Tiempo promedio que llevan esperando los pacientes que están pendientes de ser vistos a fecha de corte.

**Pacientes pendientes de ser vistos cuya espera es atribuible a la organización y recursos disponibles.

Analizando mi caso concreto: Todo se reduce a esperas superiores a 90 días y en todos los casos.

Analizando los datos generales:

  • De mi Hospital: La Mala noticia. La demora media totalizada en enero 2023 para primeras consultas supera los 3 meses y es 2,4 veces superior a la de hace cinco años. La Peor noticia. La especialidad de neurología (la que a mí más me afecta) tiene una demora casi 7 veces superior a la de hace cinco años. La Buena noticia. Las asistencias de urgencia vital como la oncológica han reducido su demora en más de 5 veces.
  • De mi Comunidad. Las demoras y las listas de espera superiores a 3 meses aumentan:
    • Esperas: La presión asistencial especializada se ha elevado un 44% respecto a 2018, pero los pesos de las esperas superiores a 3 meses y de las demoras se han duplicado sobradamente. O sea, que se ha reducido el número de profesionales de manera evidente, lo cual se confirma observando que en enero 2023 las esperas superiores a 3 meses son más de la mitad de las esperas totales y está cerca de triplicar las esperas entre 2 y 3 meses.

En cuanto a las esperas para pruebas, también en enero 2023 casi la mitad de ellas son superiores a 3 meses y su peso es superior al doble del tramo de esperas entre 2 y 3 meses.

    • Demoras: en enero 2023 van desde los 60 días en adelante, es decir, los pacientes ya llevaban esperando ahí 2 meses de media para su prueba o consulta.

LO IMPORTANTE SEPAS

 

Las listas de espera son un síntoma de la calidad de servicio.  Están disponibles en:

o a través de los portales de transparencia… Repasa el Tema: https://saberpedirconvivir.com/1-tu-derecho-a-saber-de-lo-publico/

 

LO IMPORTANTE a PEDIR:

 

Primero… Reclama por esa espera que consideras es excesiva. Esta es la única firma de que quede constancia de la calidad del servicio… Repasa el Tema: https://saberpedirconvivir.com/tu-derecho-a-pedir-ser-escuchado-por-la-administracion/

Vista la realidad en datos.. Yo me pregunto ¿Por qué no se nos dice claramente que, salvo riesgo vital, todo lo demás lo hagamos a través del Mercado bajo nuestra responsabilidad y que si optamos por -o si sólo disponemos del- servicio público, entonces debemos asumir los tiempos de atención y unas calidades X

.. Y claro, ese X habría que definirlo y publicarlo con absoluta transparencia para ser asumido expresamente por el ciudadano. O no… Y por supuesto también ser asumido por los servicios públicos de salud.

Todos nos merecemos una respuesta, información y compromisos claros por parte de nuestra Administración… Ello es pertinente para valorar individualmente la Libertad y la Seguridad de las que podemos disponer, y entonces, tomar decisiones individuales en consecuencia… Aquí me remito al art 17.1 de nuestra Constitución  que plantea, pero no define, la Libertad y la Seguridad, así que creo quedar autorizado para plantearlas en un sentido amplio y para una cuestión muy concreta:

Libertad para decidir a qué sanidad acudir y Seguridad en la decisión adoptada dentro del marco de una fiel Transparencia pública – y privada

Todo ello en un medio de convivencia donde la Libertad es un valor superior que protege y da sustento a la Persona, Seguridad se entrelaza con aquélla para conformar el espacio que toda Persona necesita para vivir y desarrollarse. Y Transparencia se erige como la herramienta esencial para el ejercicio  de la democracia dentro del marco de Estado Social en el que vivimos y nos desarrollamos todos.

12 comentarios en “CASO – 5 Listas de espera sanitarias. ¿Cómo ejercer tu derecho a Pedir y cómo defender tu Libertad de elección público-privado?”

  1. Es evidente el proceso de degradación de la sanidad pública en España. También es evidente que se nos anima a que voluntariamente accedamos a la sanidad privada y así sanar el problema público sin mayores consecuencias para nuestros gobernantes… Manda el dinero y privatizarlo. Eso no debe de sorprendernos. También decir que efectivamente las listas de atención que superan los 3 meses son ya consideradas «algo normal», pero porque el servicio público no da para más y los gestores-políticos no hacen por solucionarlo a la espera de que lo solucionemos cada uno de nosotros a título individual…( ¡y a lo privado! ). Finalmente, sobre el estudio publicado en Lancet que se menciona, pues habría que ir haciéndolo en España, seguro que aprendemos algo y llegamos a alguna conclusión.

  2. MI PREGUNTA: ¿Por qué no se nos dice claramente que, salvo riesgo vital, todo lo demás lo hagamos a través del Mercado bajo nuestra responsabilidad y que si optamos por -o si sólo disponemos del- servicio público, entonces debemos asumir los tiempos de atención y las calidades X?.

    MI RESPUESTA: Porque no pueden… Primero, porque ese X habría que dejarlo bien claro, sino, todo sería opaco y a criterio de la oportunidad del momento… Segundo, y más grave: Si eso sucediera dejaríamos de ser un Estado Social (y de Derecho y Democrático) para ser otra cosa. ¿Y Estamos preparados para ello?

    Yo creo que la Libertad para decidir a qué sanidad acudir sólo se puede ejercer desde la máxima claridad pública -y privada-, porque a veces esa libertad no es tal y mucho menos para las personas que ni tan siquiera la tienen (porque los seguros privados no les quieren cubrir, y hay muchos ciudadanos así).

    Gracias por el caso. A mi la materia servicio sanitario Público me parece especialmente sensible porque se trata de un bien común esencial que nos define como sociedad. Hay más materias, pero esta afecta directamente a la Seguridad a la que aspiramos todos como seres ciudadanos en convivencia.

    1. Gracias Lucía,

      muy interesante tu Pregunta-Respuesta, y sobre todo, lo que apuntas de cambio de modelo de Estado.. No sé responderte. El tiempo nos dirá.

      El planteamiento que haces de la Libertad es muy conveniente. Vivimos en una sociedad asentada sobre el valor Libertad y en el marco de la Seguridad que ofrecen las instituciones que nos mantienen a raya y dentro unos mínimos de bienestar… Hacia mayor Libertad individual, menor Seguridad (y viceversa). Su equivalente es el eje Mercado-Burocracia… En el medio está la virtud, y ese medio tú lo estableces desde el ejercicio de la máxima transparencia pública y privada. Un lugar en donde se puede ejercer la máxima libertad dentro el marco de una máxima Seguridad… Creo que llevamos tiempo aspirando a eso, otra cosa es que no acabemos de dar con el modelo ideal.

  3. Buenas tardes, como se me invitó a aportar sobre el estudio publicado en Lancet sobre la sanidad pública en Inglaterra (por lo que nos toca), adjunto la url donde encontrar el artículo original porque el archivo que he descargado es demasiado grande para subirlo aquí,

    Articulo Lancet
    https://www.thelancet.com/journals/lanpub/article/PIIS2468-2667(22)00133-5/fulltext

    A mi me ha resultado muy interesante. Ahora SE un poco más.

    Hago un breve RESUMEN,

    Punto de partida…Este estudio en Inglaterra refleja que la subcontratación privada está asociada a mayores tasas de mortalidad en enfermedades tratables que sólo requieren de intervenciones médicas eficaces. Esto por sí mismo ya justifica la preocupación sobre la calidad de la atención sanitaria brindada por empresas con fines de lucro.

    Evolución. Como se cita en el documento, desde las reformas en la sanidad pública en 2012, el estado de salud de la población y algunas medidas de la calidad de la atención han ido empeorando; y ello a la par que las empresas con fines de lucro han ido aumentado progresivamente sus servicios al sistema nacional de salud.

    Posibles causas del aumento de la mortalidad. El estudio apunta a que puede deberse a tres razones: 1), a que los proveedores privados que reciben contratos públicos podrían estar brindando una atención de peor calidad porque tienden a reducir costos; 2) a que la subcontratación privada conduce a una presión intensificada a través todo el sistema de salud ya que “lo privado” tiende a seleccionar preferentemente a pacientes rentables y servicios “baratos” creando una concentración de tratamientos en “lo público”; 3) a que una mayor competencia por los contratos podría llevar a los proveedores privados a priorizar los tiempos de espera a expensas de la calidad de la atención.

    Deber de revisar: Como también se cita en el estudio, durante las últimas décadas la mercantilización de los servicios de salud viene justificada por las creencias de que la apertura, la competencia, y la autonomía de gestión pueden mejorar la eficiencia y el desempeño de los servicios financiados por el estado… Este es un momento donde, una vez más, el papel del sector privado dentro del sector público sanitario debe “ser escudriñado”.

    Limitaciones al estudio son la falta de datos para medir con precisión. Ello lleva a que los hallazgos no deban ser interpretados como expresión de una relación causal necesaria entre externalización y tasas de mortalidad. Además, los datos de gastos manejados no contienen información sobre los servicios específicos proporcionados por el proveedor, de manera que se hace necesaria una investigación para establecer si algunos servicios son los principales responsables de la relación entre la subcontratación y el aumento de tasas de mortalidad.

    EN RESUMEN… “Que cuando el río suena…” ¡Sabio el refranero español para todas las circunstancias!

  4. Dando continuidad a lo comentado para los casos 1 y 2… Yo creo que la clave para ejercer adecuadamente la elección privado-público pasa por:

    1) Pedir que la sanidad pública informe a cada ciudadano de los costes en los que incurre aquélla por la atención sanitaria prestada a éste. También del coste/gasto/aporte económico concreto que realiza el ciudadano a la sanidad pública… En resumen, el objetivo sería que el ciudadano cuente con los datos necesarios para hacer un balance coste-beneficio y decidir.

    2) Hacer más transparente el discurso acerca de la oferta-demanda públicas porque… ¿No se estará aprovechando la oportunidad para desviar la atención desde el necesario análisis de la mejora de la sanidad pública hacia una pura cuestión de demanda insatisfecha, ésta siempre mucho más cercana al razonamiento de la libertad Mercado? O dicho de otra manera ¿No se estará utilizando el discurso de la demanda insatisfecha, que tan bien entendemos todos, para animar/empujar al ciudadano a irse a lo privado “por su propio bien”?… Siendo así, lo que no tengo tan claro es que sepamos lo que debemos de Pedir a lo público… ¿Tenemos que pedir que fiscalice y controle a ese Mercado sanitario para garantizar que la Salud siga siendo ese bien público esencial que se concreta en cada individuo?

    Gracias de nuevo por hacernos pensar, y como proclama la Plataforma, permitirnos SABER-PEDIR con el objetivo de un mejor CONVIVIR.

    1. Gracias David por tu aportación. La comparto. También comparto tus preguntas y tu inquietud

      Yo aquí pongo el foco en algo que dijo Lucía antes. Creo que el enfoque Libertad-Seguridad es muy interesante. Con la Libertad yo creo que a todos nos viene a la mente el Mercado, y con la Seguridad el Estado, y parece las líneas quedan claras porque más bien se contraponen… Pero… la confluencia de líneas creo es a lo que aspira nuestra sociedad, y la materia de Sanidad da para experimentar ¿confluirán en el Mercado o en el Estado? ¿o en ninguno? ¿o habrá que inventar otra cosa? Yo no lo se

  5. Ampliando lo ya dicho en el CASO 1 sobre las listas de espera sanitarias, aquí añado varios artículos que confirman la mala tendencia en la sanidad pública española y que se requiere hacer algo desde lo público para corregirla.

    Bien, los artículos en cuestión a los que me refiero son éstos:
    https://www.ocu.org/salud/derechos-paciente/noticias/listas-espera-impacto-covid
    https://www.20minutos.es/noticia/5116003/0/datos-tiempo-listas-espera-operacion-primera-consulta-sanidad-publica-espana-2019-2022/
    https://www.epe.es/es/sanidad/20230404/listas-espera-sanidad-publica-record-pacientes-sin-operar-85611781

    En RESUMEN:
    El Ministerio de Sanidad publica cada seis meses los datos de las listas de espera del Sistema Nacional de Salud (SNS) en tres categorías:
    a) listas de espera para ser intervenido según la especialidad quirúrgica
    b) listas de espera para un número concreto de procedimientos quirúrgicos.
    c) listas para ver al especialista por primera vez en consultas externas,

    En cuanto a) y b), en diciembre de 2022 casi 800.000 españoles esperaban ser intervenidos y se alcanzaban los 120-122 días. De ellos, ya el 20% llevaba esperando más de seis meses, lo que supone un empeoramiento con respecto a un año antes… Así, comparando los datos de diciembre 2022 con los de diciembre de 2021, ocho comunidades han empeorado sus tiempos de espera: Andalucía, Canarias, Cantabria, Extremadura, Murcia, Navarra, País Vasco y La Rioja.

    Sobre c). el tiempo medio que se tardaba, en dic 2022, en ser atendido por el especialista en primera consulta era de 95 días y quienes ya esperaban más de 60 días era el 56%, ambos datos en aumento respecto al año anterior… El empeoramiento de los datos aquí es generalizado y, excepto en cuatro comunidades: Aragón, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Navarra, los días de espera para la primera cita con el especialista han empeorado en todas las regiones respecto a un año antes.
    Por otro lado, y según el Barómetro Sanitario 2023. Primera Oleada (Marzo de 2023) que puedes localizar en la web del Ministerio de Sanidad, El sistema sanitario español recibe una valoración positiva del 52,6% de la población general. El 30,9% opina que necesita cambios fundamentales y un 15,9% cambios profundos… O sea, que casi el 47% de la población opina que, como poco, la sanidad pública necesita cambios profundos, lo cual quiere decir que la ciudadanía en general somos conscientes de su creciente precariedad.
    Añadir que para la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, los datos evidencian una «mala evolución con visos de no mejorar» y que «La Sanidad Pública necesitaba un esfuerzo presupuestario y de aprovechamiento de los recursos propios que no se ha realizado. Es urgente tomar medidas para solucionarlo». Eso dicen en un comunicado.

    Como decía en el CASO 1 , y partiendo de la desigualdad territorial, creo no sólo nos encontramos frente un derecho en la práctica “en decadencia”, sino ante la obligación de PEDIR a la sanidad pública que al menos manifieste explícitamente ante el ciudadano sus carencias concretas para así, al menos, éste pueda ejercer una Toma de Decisiones libre -pero motivada en lo concreto-, para irse a lo privado (o no) con causa… Porque yo humildemente pienso que todavía hay algo que no entienden nuestros políticos y gobernantes. Y es que los ciudadanos no somos tontos y que hasta podemos entender por qué ocurren las cosas si se nos explican, e incluso aportar soluciones “a pie de obra”.

    1. Qué interesante Rosa. Gracias por los datos.

      Estoy mayormente de acuerdo contigo pero hay un punto en tu argumentación (al final) que considero debemos evitar en sociedades que se enorgullecen de aplicar el PRINCIPIO DE IGUALDAD entre sus ciudadanos.

      Comparto plenamente que los ciudadanos no somos tontos y que los políticos-gobernantes nos podrían explicar las cosas para participar en su solución, es más, pienso debería de ser así por pura política de TRANSPARENCIA-DEMOCRATICA…Ahora bien, para mí la clave está en pasar SIEMPRE por una participación ciudadana para dar soluciones públicas (o de política social si se prefiere llamar así)… Lo digo porque podríamos llegar a acuerdos entre ciudadanos para dar soluciones a problemas sociales X a través de organizaciones más parecidas a la beneficencia o a la caridad y esto ya es saltarse al terreno de lo particular-privado y salirse de lo publico-común, entre otras cosas, porque el criterio de igualdad ya deja de ser un fundamento social (ético-moral) de amplio consenso y pasa al lado privado-particular de la organización concreta (que tiene sus propios fundamentos puesto que es una organización con fines y funcionamiento propios).

      Creo que se va más claro con un ejemplo… Podríamos pensar en dejar la sanidad en manos de organizaciones benéficas/caritativas -de hecho así pasaba antes de llegar al estado social-, pero entonces, ¿dónde quedaría la IGUALDAD entre las Personas-enfermas cuando hay que pasar por iltros determinados por una organización pseudoprivada?

      Yo creo que estas TENDENCIAS de privatización cada vez se dan más por motivos obvios (mayormente el dinero). Y con esto no quiero decir que no sean necesarias, sino que se requiere muy probablemente la definición de un nuevo marco de igualdad entre personas, y eso hasta hoy ha quedado del lado de las políticas sociales públicas porque vivimos en un ESTADO SOCIAL..

      Espero haberme explicado bien,

  6. David ¡qué interesante tu apreciación! Te lo gradezco mucho porque creo que tienes toda la razón… Como ciudadanos concretos debemos de poner límite en las soluciones que nosotros mismos ofrecemos porque el Estado queda por encima para darlas en igualdad y con la misma calidad de ciudadanía…. En otro caso tendríamos un conglomerado de organizaciones pseudocaritativas y el modelo social ya sería diferente. Hablaríamos de otro sistema.

    Gracias. Es algo que has sabido plantear muy bien para entenderlo.

  7. Yo he visto algunos plazos máximo de atención en Navarra y Galicia. Supongo que el resto de Comunidades tienen sus propias normativas de plazos de espera.

    Los plazos máximos aquí son, en resumen: de 30 a 45 días naturales para una primera consulta programada de atención sanitaria especializada no urgente… 45 días para primeras pruebas diagnósticas programadas no urgentes y tasadas… plazos máximos en el rango 60-120-180 días para intervenciones quirúrgicas, siendo 120 días el plazo genérico, 60 días el máximo para algunas cirugías tasadas y 180 días para aquellas cirugías cuyo retraso no implique empeoramiento del estado del paciente.

    Por otro lado decir, que hoy, en plena campaña electoral, algún partido ya se está comprometiendo a aprobar una ley que regule las listas de espera, estableciendo plazos máximos y permitiendo el acceso del paciente a la comprobación del lugar que ocupa mientras espera.

    EN CONCLUSIÓN La Sanidad es materia de las Comunidades autónomas pero ya ha entrado en el debate nacional el tema de las listas de espera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *