* Tu escuela... Tu plataforma de apoyo... Tu laboratorio social ..

Categoría:

CASO 6 – Saber sobre la Sanidad privada y su convivencia con la pública.

Los CASOS se fundamentan en hechos e informaciones veraces  y también expresan opiniones, dudas y preocupaciones fruto de experiencias personales y de su estudio.

junio 2023

La Sanidad Privada es una gran industria tal y como ponen de manifiesto diferentes informes… Aquí podemos conocer algunos de sus datos más relevantes y cómo resulta la convivencia con la Sanidad Pública.

Para empezar, el 27 de abril se presentó el informe de la Fundación IDIS Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad-, y su presidente recalcó la necesidad de  “contar con un sistema sanitario que de prioridad a la eficiencia en la gestión (…) basada en criterios empresariales y definiendo el nivel de coberturas y prestaciones al que se puede hacer frente (…)”. También señaló la “necesidad de dar estabilidad a los conciertos con la sanidad privada y de facilitar la interoperabilidad entre las diferentes instituciones sanitarias, con independencia de su titularidad”.

Ante expresiones que nos acercan tanto al Mercado y que vemos aplicadas a un bien tan sensible para todos como es la Sanidad, lo oportuno es leerse en profundidad el informe

Aquí nos detenemos muy brevemente en siete aspectos clave que determinan el marco de convivencia público-privado:

1. El GASTO SANITARIO… El total representa el 10.7% del PIB, por debajo de la media de la OCDE -10.8%-, siendo Alemania y Francia los que cuentan con mayores tasas de gasto sobre sus PIB -12,8 y 12,2 respectivamente-. En cuanto al gasto sanitario privado, éste supone el 2,9% del PIB -el 2,1% es gasto directo de bolsillo y el 0,7% vía seguros-, el tercero más alto de la OCDE tras Portugal (3,7%) y Suiza (3,6%), y que crece a una tasa anual del 2,54%, bastante por encima del gasto sanitario público. El gasto en conciertos -pagos públicos a la colaboración privada- supone el 0,77% del PIB.

2. AHORRO SANITARIO PUBLICO… El informe estima que la población con seguro privado (por encima de los diez millones sin contar las mutualidades de funcionarios) produjo en el año 2022 un ahorro al SNS entre185 y 17.283 millones de euros, lo cual supone entre el 0,5 y 1,3% del PIB.

3. DOTACION DE MEDIOS DESDE LA SANIDAD PRIVADA… El informe estima que los centros privados realizan entre el 28% y el 42% de la actividad hospitalaria del SNS, siendo la de mayor peso las intervenciones quirúrgicas

4. SECTOR PRIVADO ASEGURADOR… Tanto el número de asegurados como el volumen de primas no ha dejado de crecer en España. Madrid, Andalucía y Cataluña representan el 61% del volumen de primas y Madrid, Cataluña e Islas Baleares tienen una penetración del seguro privado que supera el 30%.

El informe destaca que las comunidades con una penetración más baja del seguro privado cuentan con un gasto sanitario público más elevado, de lo cual deduce que “en las comunidades con mayor penetración del seguro privado se pueden generan ciertos ahorros al sistema”.

En cuanto a las compañías de seguros, las 5 principales representan el 71,7% del mercado en 2022, las 9 principales representan el 80,3% y las 10 primeras según publica el diario económico cincodías, un 90%. A lo que añadir que el año pasado los ingresos sectoriales por pólizas de salud ascendieron a 10.543 millones de euros, tras crecer un 7%.

Por último decir que en el mercado hospitalario privado el convenio con aseguradoras es la partida que toma más protagonismo seguida de los conciertos públicos y la partida de privado puro (bolsillo directo). Esta última crece al 1,21% anual en el período 2019- 2021.

5. MEDIOS HOSPITALARIOS

El 56% de los hospitales y el 31% de las camas son privadas. Sólo nos supera Alemania e Italia donde, por ejemplo en la primera, el sector privado representa el 75% de hospitales del país y un 60% de las camas. Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid concentran el 57,4% de los hospitales privados de España y el 63,8% de las camas privadas.

Por otro lado, los 13 grupos hospitalarios con más presencia en el mercado concentran el 42% de los hospitales y el 52% de las camas en España, grupos que cuentan con mayor presencia en las tres comunidades citadas anteriormente.

6. SOSTENIBILIDAD DEL SNS. COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADO.

El informe destaca que el sector sanitario privado es un agente clave dentro del SNS para su sostenibilidad y que existen tres mecanismos fundamentales para ello: Los conciertos, las mutualidades, las concesiones administrativas.

Colaboración privada-pública (conciertos).. Se trata de un mecanismo con el que el SNS complementa su actividad al concertar servicios con el 63% de los hospitales privados, colaboración que cubre el 35% de su facturación… Cataluña, Comunidad de Madrid e Islas Baleares son las comunidades donde los conciertos cuentan con un mayor peso sobre el gasto sanitario público, 24,1%, 11,8% y 8,6% respectivamente.

El conjunto del gasto sanitario privado y conciertos alcanza el 3,64% del PIB (2,87 y 0,77 respectivamente). Un 10,2% del gasto sanitario público en 2021 se destinó a conciertos.

Mutualismo administrativo…, con un volumen de primas que en 2022 alcanzó un total de 1.733 millones de euros y una tasa de crecimiento anual del 2,61%.

Las concesiones administrativa… Modelo a través del cual la entidad privada concesionaria asume la construcción, puesta en marcha y mantenimiento de infraestructuras, así como la prestación de servicios asistenciales bajo los parámetros y objetivos marcados por el ente público contratante.

Los 8 hospitales que operan bajo este modelo concesional se encuentran en  las comunidades: Valenciana, La Rioja y Madrid.

7. LA SANIDAD PRIVADA CREA EMPLEO, lo cual se concreta en 292.828 profesionales, un 38% en el ámbito intrahospitalario. El 23% de los empleos generados corresponden a médicos, 25% a enfermeros, y los restantes a otros profesionales sanitarios y no sanitarios que desarrollan su actividad profesional en el sector sanitario privado… Cataluña, Madrid y Andalucía concentran el 50% de los profesionales sanitarios privados.

 

 RESUMEN

 

Comenzábamos con expresiones tales como: estabilidad en los conciertos,  interoperabilidad entre instituciones sanitarias, prioridad a la eficiencia en la gestión, criterios empresariales, nivel de coberturas y prestaciones al que se puede hacer frente…

Luego seguimos con datos numéricos, principalmente los que cuantifican importes de gasto sanitario y las cuotas de mercado privado. Así confirmamos que en términos de PIB gastamos en sanidad menos que la media de la OCDE, pero en la sanidad privada más -somos los terceros y en su mayor parte en forma de gasto de bolsillo-, de hecho, la partida de gasto privado crece al 2,54% anual, lo cual parece reforzar la idea de que quienes pueden complementar o/y prescindir de la sanidad pública, efectivamente lo hacen, y que esto supone un ahorro “interesante” para las arcas del Estado.

Por último, el 10,2% del gasto sanitario público en 2022 se destinó a conciertos con lo privado, o lo que es equivalente, el 10,2% de nuestras arcas del estado en materia sanitaria va al consumo en sanidad privada.

 

PANORAMA:

Primero destacar que el informe evidencia síntomas preocupantes de desigualdad en materia de Sanidad.

Los medios sanitarios y grupos hospitalarios privados se concentran en muy pocas CCAA -las más urbanas y con mayor potencial de clientes por contar con más población-, y muy probablemente también, los seguros privados lo hacen en las personas más sanas. El informe omite todo dato al respecto, pero resulta evidente ese hecho al quedar legítimamente ligado a la esencia de cualquier negocio.

A continuación, y como expresión de la desigualdad en los seguros de salud, se aportan dos imágenes que provienen de Memoria Social del Seguro 2022 de UNESPA. La primera de ellas refiere a la desigualdad territorial en cuanto a la población asegurada y la segunda a cómo la industria de seguros sanitarios reduce de manera drástica la oferta al colectivo de mayores de 61 años.

En resumen, en nuestro mundo de libertades los ciudadanos pueden optar voluntariamente por un servicio privado (ya sea vía seguros o por pago directo desde el propio bolsillo). Pero unos ciudadanos dependen necesariamente para su vida cotidiana de lo público, ya sea por una pura distribución territorial privada desigual como vimos…  y que les aleja de esos servicios…, ya sea por una pura exclusión/limitación de coberturas según contrato privado, como por ejemplo, lesiones o enfermedades previas o accidentes, o porque ya se esté en el tope de edad de suscripción o renovación –respectivamente, y con carácter general, entre 60 y los 65 años y los 69 años-

Hablamos de manifestaciones y expresiones concretas de la “mengua” de la Libertad e igualdad entre individuos-ciudadanos que quedan reducidos a individuos-clientes en función de sus posibilidades.  En realidad, nada que nos sorprenda, quizás si que nos inquiete en lo que nos pueda afectar (aunque no sea ahora mismo).

Finalmente, y como apunta el diario económico cincodías:

    • El mercado sanitario se concentra en pocas manos; manos que acrecientan su poder. Así, Adeslas, Sanitas y Asisa se reparten el 55% del pastel. Eso hace que la cadena se esté rompiendo por el eslabón más débil, el de los médicos (y a costa de pagarles menos).
    • Por otro lado, la calidad del servicio recibido no es evidente para el cliente-usuario. Saber si se hacen los esfuerzos necesarios para detectar o combatir una patología no cuenta con la suficiente transparencia, a lo que se le suma la falta supervisión externa de la calidad del servicio ofertado-realizado.
    • Para terminar, en algunas zonas de España hay grupos hospitalarios que tienen una cuota de mercado muy relevante y que podría estar poniendo en peligro una competencia sana. Nada más alejado de ese ideal de mercado en cuanto a la libre competencia.

INTERPRETACION

 

 

Ahora nos remitimos a la Constitución: art 43 1. Ahí se dice: Se reconoce el derecho a la protección de la salud. 2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones

Llevado al terreno concreto del informe que nos ocupa, éste expresa que no hay servicio público suficiente para atender las necesidades sanitarias de todos los ciudadanos. Entonces, los poderes públicos competentes tienden a organizar y tutelar la sanida

…Con todo ello prácticamente se eleva a “deber” el que recurramos libre e individualmente a la sanidad privada y de ahí mejorar la eficiencia global del sistema, eso sí, en todo momento dicho implícitamente, por ejemplo, al dejar constancia en el informe de la contribución que hacen los asegurados al ahorro público; dato que expresa el peso de las aseguradoras en “lo político”… Se trata de algo así como identificar a un grupo de individuos por el fin superior del sostenimiento del sistema “al que sirven”, una especie de re-distribución de recursos desde el ejercicio de la caridad individual, algo que moralmente resulta loable, pero que socialmente detrae la capacidad de un Estado para servir a todos sus ciudadanos en igualdad… De esta forma ya quedamos en el terreno del cliente para decadencia del ciudadano, o lo que es equivalente, nos vamos olvidando de los derechos sociales que nos auto-involucra en una vida en comunidad.

Como colofón -y siguiendo a Cándido Marquesán Millán  en su artículo ¿Todavía podemos hablar de la sanidad pública, como la mejor del mundo?, el deterioro irreversible de la sanidad pública supone el falseamiento de nuestro Estado social y democrático de Derecho.

Hoy probablemente todos estemos de acuerdo en que es necesario refundar el Sistema Nacional de Salud para poder disponer de un sistema público fuerte, idóneo y suficiente. Un sistema necesariamente apoyado en la sanidad privada y que posibilite que los principios que determinaron la Ley General de Sanidad se vean cumplidos.

Un duro y profundo trabajo por realizar… Pero hay que ponerse a ello.

4 comentarios en “CASO 6 – Saber sobre la Sanidad privada y su convivencia con la pública.”

  1. Gracias por el artículo.

    Yo sólo quisiera decir que una cosa es «lo público» y otra «lo privado». La consecución de la igualdad siempre se ha atribuido a lo primero, en cuanto garante, sobre todo, de la igualdad de oportunidades, y es lógico, porque el sistema social fundamentalmente se apoya en la libertad individual y se hace recaer sobre cada individuo las posibles desigualdades que surjan (esto es muy liberal).

    Pero lo cierto es que algo habría que hacer con «lo privado» para que su propio negociado no cree desigualdades que al final repercuten en lo público y sus costes.
    Ya se que los negocios no son tema de la igualdad y sí del dinero (beneficios), y yo soy la primera que quiere que ganen, y cuanto más mejor… pero cada vez tengo más claro que ganar a costa de crear desigualdades y derivarlas a «lo público» es algo así como lo que siempre hemos llamado SOCIALIZAR LAS PERDIDAS.
    Creo que esto sería oportuno corregirlo. El propio mercado lo puede hacer, yo creo sólo tiene que hablarlo y proponerlo dentro de este afán de colaborar y mejorar la sociedad que parece compartir.

    1. El Mercado sólo colaborará con lo público si de ello obtiene beneficios que se plasmen en forma de dinero (por ejemplo, estoy pensando en la seguridad de los mercados o la transparencia, cuestiones que parecen más próximas a lo «público» pero que en el plano privado proporcionan nuevos atractivos a los consumidores «para comprar» más allá de mero producto).
      El mercado privado y lo público en sí mismos no son buenos ni malos, simplemente estructuran la sociedad en la que vivimos. y a mi juicio, son los pilares sobre los que construir la convivencia. O sea, que el centro es la persona y todo lo demás «vive y trabaja» para ella.

  2. Yo creo que el problema principal en la sanidad son los medios que se requieren, porque los profesionales pienso realizan su trabajo igual de bien en un lugar que en otro, eso sí, de forma diferentes si los medios en un sitio son mejores o más adecuados que en otro. Hablamos de un sector que requiere de alta tecnología e investigación, y esto cuesta dinero…, y siempre en donde interviene el dinero acaba generándose desigualdad.

    Yo creo que la desigualdad se minimiza simpre desde el lado público porque los recursos de todos al final generan un montante mayor de dinero a emplear-distribuir en donde se necesita. En cambio, en la esencia de lo privado está poner dinero ahí donde la demanda del negocio es mayor, porque ya el propio beneficio del negocio lo cubrirá con creces… pero claro, se tiene que ver un negocio claro donde ganar dinero, es decir, que el criterio de igualdad se asienta en la ganancia. La igualdad en la atención se da por supuesta cuando la primera se satisface porque éstos son los números mínimos a realizar (algunos los llaman sostenibilidad para pasar a gestionar)

  3. Yo creo que la Sanidad es un Negocio y además muy evidente porque la necesitamos para salir de las enfermedades. Esto es lo mismo que decir que la alimentación es un buen negocio porque necesitamos comer. Pues sí,,, Lo que ya no veo tan claro es cómo se puede hacer una colaborción público-privada porque sus principios son distintos más allá del principio de Bienestar. No veo cómo conciliar la equidad y la ganancia a no ser que se construya un sistema donde todos estemos en el negocio cuando menos le costamos a él (o sea, en los seguros privados de jóvenes) y luego formemos parte de la sanidad pública cuando aumentan los costes sanitarios que le dejamos a lo privado… Sería algo así como las pensiones, creo yo, que pagas para ellas cuando trabajas y cuando ya no trabajas vives de ellas… Entiendo que visto lo visto el sistema sanitario acabará siendo algo parecido, se llevará por la parte privada cuando todavía se está «sano» y luego pasará a la pública, que para eso se habrá estado pagando «por adelantado».

    Gracias por hacernos pensar un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *