* Tu escuela... Tu plataforma de apoyo... Tu laboratorio social ..

Categoría:

El sistema sanitario (0). INTRODUCCION al Bloque de Conocimiento sanitario.

En CONOCIMIENTO se recogen información de la materia.

Última actualización 02/24

El sistema sanitario (0).

INTRODUCCION al Bloque de Conocimiento sanitario.

 

Aquí se recoge la normativa esencial vigente; una información objetiva fundamental para producir conocimiento propio, lo cual, al fin y al cabo, es la meta que nos mueve.

  La normativa sobre la que se basa el artículo es:

– La Constitución española de 1978.

– La Ley 14/1986, de 25 de abril, Ley General de Sanidad.

– La Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud- en adelante SNS-

– El Real Decreto 1030/2006, de 15 de septiembre, por el que se establece la cartera de servicios comunes del SNS y el procedimiento para su actualización.

Para empezar, el art 43 de nuestra Constitución reconoce el DERECHO a la protección de la salud y encomienda a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas,  prestaciones y los servicios necesarios. Por otra parte, el título VIII del texto constitucional diseña una organización territorial del Estado que hace posible que las Comunidades Autónomas –en adelante CCAA- asuman competencias en materia de sanidad, reservando para aquél la competencia exclusiva de la sanidad exterior y las relaciones y acuerdos sanitarios internacionales, además de la regulación de las bases y la coordinación general de la misma…

…De esta manera las CCAA ejercen las competencias asumidas en sus Estatutos y las que el Estado les transfiera o, en su caso, les delegue, o las que la ley General de Sanidad no haya reservado expresamente al Estado.

Por otra parte, la Ley General de Sanidad señala en su artículo 3.2, que el acceso y las prestaciones sanitarias se realizará en condiciones de igualdad efectiva y, más adelante, ya en el artículo 18, recoge las diferentes actuaciones sanitarias que desarrollarán las Administraciones públicas –en adelante AAPP– a través de sus servicios de salud y de los órganos competentes, entre otras:

  • La educación sanitaria.
  • La atención primaria integral de la salud, tanto la curación y rehabilitación, como la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.
  • La asistencia sanitaria especializada: domiciliaria, hospitalaria y rehabilitación.
  • Los programas de atención a grupos de población de mayor riesgo y los programas desarrollados para afrontar a riesgos.
EN FIN,

todas son actuaciones de las AAPP sanitarias orientadas a:

  1. La promoción de la salud.
  2. La adecuada educación sanitaria de la población.
  3. La prevención de las enfermedades, además de la curación de las mismas.
  4. La garantía de la asistencia sanitaria en todos los casos de pérdida de la salud.
  5. La promoción de acciones para la rehabilitación funcional y la reinserción social del paciente.

Así, la Ley General de Sanidad da respuesta y desarrollo a las previsiones constitucionales estableciendo principios y criterios sustantivos que han permitido configurar el SNS en tanto sistema integrador de todas las funciones y prestaciones sanitarias que son responsabilidad de los poderes públicos para el debido cumplimiento del DERECHO a la protección de la salud.

Concretando estos principios y criterios:

  • Principios constitucionales de unidad, autonomía y solidaridad en los que se fundamenta el Estado autonómico.
  • El principio constitucional de igualdad entre todas las personas, aquí, desde un enfoque de prestaciones de servicios de salud a los usuarios, que son, a su vez, ciudadanos de un estado donde la coordinación y la cooperación de las AAPP sanitarias -estatal y territoriales- buscan la superación de las desigualdades en materia de salud.
  • El carácter público, la universalidad y gratuidad del sistema, que queda a cargo de la financiación pública conforme al vigente sistema de financiación autonómica.
  • La definición de derechos y deberes de los ciudadanos y de los poderes públicos.
  • La descentralización política de la sanidad.
  • La integración de estructuras y servicios públicos de salud en el SNS; también su organización en áreas de salud.
  • La prestación de una atención integral a la salud, y que comprende la promoción, la prevención de enfermedades, la asistencia y la rehabilitación; todo ello procurando un alto nivel de calidad, en los términos previstos en esta ley.
  • El desarrollo de un modelo de atención primaria como nivel básico desde el que progresan los demás niveles.
  • La colaboración sanitaria público-privada en la prestación de servicios a los usuarios del SNS.

 

Definido el DERECHO, ahora toca identificar a los titulares del mismo, es decir, a los usuarios de la sanidad pública:

Pues bien, en lo fundamental son todas las personas que viven en España, y concretando… Son usuarios-titulares de los derechos con cargo a los fondos públicos, las personas que se encuentren en alguno de los siguientes supuestos:

a) Tener nacionalidad española y residencia habitual en el territorio español.

b) Tener reconocido DERECHO a asistencia sanitaria en España, siempre que no exista un tercero obligado al pago. En particular, los extranjeros no residentes en España tendrán garantizado tal derecho en la forma que las leyes y convenios internacionales establezcan.

c) Ser persona extranjera y con residencia legal y habitual en el territorio español y no tener la obligación de acreditar la cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía.

Fuera de estos casos, aquellas personas que NO tengan DERECHO a la asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos SI podrán obtener dicha prestación mediante el pago de la correspondiente contraprestación o cuota derivada de la suscripción de un convenio especial en su comunidad de residencia.

Añadir que le corresponde al Ministerio de Sanidad  (en adelante Ministerio) el reconocimiento y control del DERECHO a la protección de la salud y a la atención sanitaria con cargo a fondos públicos, ello con la colaboración de las entidades y administraciones públicas imprescindibles para comprobar la concurrencia de los requisitos.

Para finalizar, el acceso de los ciudadanos a las prestaciones de asistencia sanitaria se facilitará mediante la expedición de la tarjeta sanitaria individual. Asistencia sanitaria a la que los usuarios del SNS tendrán acceso siempre que exista una indicación clínica y sanitaria para ello, y siempre en condiciones de igualdad efectiva; ello al margen de que se disponga o no de técnica, tecnología o procedimiento en el ámbito geográfico en el que residan porque, los servicios de salud que no puedan ofrecer alguna de ellas en su ámbito geográfico establecerán los mecanismos necesarios de canalización y remisión de los usuarios que lo precisen al centro o servicio donde les pueda ser facilitado, en coordinación con el servicio de salud que lo proporcione.

 

En los sucesivos seis capítulos se plantean preguntas clave que configuran -de una manera comprensible- nuestro sistema sanitario… Pero ¡No son las únicas!… Eso sí,  son las preguntas sobre las que entendemos debemos producir conocimiento porque desde ellas nos aproximamos a la realidad del sistema, y eso desde las propias experiencias individuales…, de las de todos…, porque todos transitamos por la sanidad pública en algún -o varios- momento(s) de nuestra vida, y no precisamente cuando nos encontramos mejor…Es más, en algún momento de la lectura te vas a reconocer en las respuestas dadas porque al fin y al cabo lo más importante de ellas no es, desde nuestro punto de vista, “el constructo social realizado” -y que ya es objeto de muchos estudios especializados-, sino que lo más importante es la aplicación práctica de ese constructo social “en pro” de cada vida individual, porque en el fondo tratamos con seres vivos y hablamos de la atención al bienestar/calidad de su salud, lo que es, muy probablemente, lo más elemental en cualquier vida de cualquier ser.

Bien, estos seis capítulos son:

I ¿Cuál es el modelo de organización sanitaria? Su respuesta gira alrededor de un elemento central: el Sistema Nacional de Salud (SNS), del que hablaremos.

II ¿Cual es el catálogo de prestaciones sanitarias? Aquí partimos con la existencia de servicios preventivos, diagnósticos, terapéuticos, de rehabilitación, de promoción y de mantenimiento de la salud dirigidos a los ciudadanos; servicios cuyo objeto es el garantizar las condiciones básicas y comunes para proporcionar una atención personalizada, integral, continuada, y en un nivel adecuado.

III ¿Cuál es el modelo de gestión económica sanitaria? Esta pregunta remite a la financiación, la cual queda expresada en la vigente Ley 22/2009 de 18 de diciembre   por la que se regula el sistema de financiación de las CCAA de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía…También hablaremos de presupuestos y de gastos sanitarios para tener una idea de la masa de dinero que se mueve.

IV ¿Cuáles son los derechos y garantías existentes en materia de sanidad? Aquí nos centraremos en las  garantías de las prestaciones que recoge la ley 16/2003 y que son las garantías de: seguridad, de calidad, de accesibilidad, de movilidad y de tiempo en el acceso a las mismas. Garantías encaminadas al cumplimiento del principio constitucional de igualdad.

 V ¿Cuáles son las obligaciones de las personas? Una pregunta importante de responder en la medida en que la solidez del edificio de DERECHOS queda rubricada en base a los DEBERES de las personas a las que cobija… Ambos son las dos caras de la misma moneda.

VI Retos. Para finalizar, y en tanto sistema con vocación de perdurar, éste queda sometido a retos y amenazas a gestionar y de cuyo éxito depende su futuro, y con él, el bienestar de todos. Algunos breves apuntes sobre esto dan idea de la extensión y magnitud de los retos a afrontar.

 

EN RESUMEN:

El Estado pretende garantizar la protección de la salud, la equidad y la accesibilidad a una adecuada atención sanitaria. Una atención sanitaria a la que tienen DERECHO todas las personas independientemente de su lugar de residencia y que pasa por hacer efectivas las prestaciones a través de la cartera de servicios comunes del SNS; cartera en la que se recogen las técnicas, tecnologías o procedimientos que en estos momentos cubre el citado Sistema.

Decir, para finalizar, que este bloque de conocimiento NO pretende abordarse a modo de seminarios o clases magistrales, SOLO pretende dar a conocer lo que nosotros consideramos básico en la materia, y ello para que cualquiera pueda, ya desde ahí, darse la oportunidad de conocer más.

Esperamos que este viaje te resulte atractivo y que con la información ofrecida puedas producir Conocimiento propio para utilizarlo en lo que puedas necesitar.

Si lo conseguimos, nuestro Objetivo queda Cumplido.

 

10 comentarios en “El sistema sanitario (0). INTRODUCCION al Bloque de Conocimiento sanitario.”

  1. Yo me le leido los articulos de este bloque en sentido descendente. Me han gustado mucho porque abren la mente a temas que nos rodean habitualmente y de los que conocemos básicamente lo más próximo a la experiencia del trato del día a día… y me he dado cuenta de que eso a veces se queda corto. Hay que conocer siempre un poco más para poder pedir más y mejor, y con sentido,
    Sólo decir en respuesta al párrafo final de este artículo que: el viaje me ha resultado muy atractivo y que ahora dispongo de más información para producir Conocimiento propio y utilizarlo en lo que puedas necesitar.
    Gracias

    1. Yo estoy en el bloque de «asistencia sanitaria pública a ojos de los interesados» y me he dado cuenta ahora de que también existe éste, así que me pongo a leer porque ambos están muy relacionados y con ambos seguro llegamos a mejore conclusiones.

      Para empezar, me parece muy humilde decir que en este bloque ”SOLO se pretende dar a conocer lo que nosotros consideramos básico en la materia, y ello para que cualquiera pueda, ya desde ahí, darse la oportunidad de conocer más”. De por sí, esta declaración ya es todo un reto… Y es un reto cuando lo que se pretende es trasladar a todos nosotros aspectos tan importantes de la sanidad pública como son: su modelo de organización, el catálogo común de prestaciones, La financiación, presupuestos y gastos sanitarios, las obligaciones de los usuarios, los retos y amenazas a gestionar y de cuyo éxito depende el futuro bienestar de todos. Y las garantías.

      Sólo por esto vale la pena leer, porque seguro que algo se aprende, o al menos, las cosas se pueden ver dede otro ángulo.

      Seguimos compartiendo,

  2. Este bloque de entradas me parece muy interesante a la luz de esta introducción y los comentarios. Al final de su lectura quisiera entender cómo nos ayuda a todos el sistema sanitario, cómo le podemos ayudar nosotros y qué peligros corre (y como mitigarlos). Lo leeré con atención.

    Gracias.

  3. Gracias por acercarnos a leyes y normativa que normalmente no tenemos cerca pero que constituyen parte del modelo social en el que hacemos vida… La Constitución, la Ley de sanidad, la Ley de cohesión y calidad del SNS, la Ley con la cartera de servicios comunes.
    Creo que no está de más que en algún momento las dediquemos un poco de tiempo, sólo para entender y saber lo que tenemos, y de esta manera abrir las puertas a la reflexión cuando nos falta.

  4. Yo destacar algo que me parece sumamente importante… La asistencia pública se realiza siempre en condiciones de igualdad efectiva, de manera que el servicio de salud que no pueda ofrecer algún servicio contará con los mecanismos necesarios de remisión de los usuarios que lo precisen al centro o servicio donde les pueda ser facilitado. Este trato igualitario es garantía de servicio para todos los usuarios al margen de su coste.

  5. Yo creo que en temas como éste, lo mejor es compararnos con otros países para así tener claro lo bueno/malo que tenemos aquí. Y en este caso el foco lo pongo en USA, donde no existe un sistema de salud público que ofrezca la cobertura sanitaria universal y tampoco se garantiza unos mínimos servicios básicos. Así, muchos millones de personas quedan fuera del sistema poniendo en riesgo su estado de salud y su vida.
    Aquí recurro a datos de worldremit.
    Según las estadísticas del censo de los Estados Unidos, el 16,30% de los estadounidenses continúan sin tener un seguro médico. Dicho en números redondos, más de 53 millones de personas no entran en el sistema de salud y, por tanto, no tienen garantizada la asistencia médica cuando la necesiten. Esto es especialmente grave en caso de personas con patologías crónicas o graves, poniendo en riesgo la salud y la vida.
    Realmente la falta de cobertura sigue siendo uno de los principales problemas del sistema de salud pública en Estados Unidos, un sistema sanitario que pone el foco en la investigación y la innovación, aunque dejando de lado la atención a sus comunidades.
    Es un sistema gestionado en su totalidad por compañías privadas que reciben los beneficios de las coberturas de las que se hacen cargo las administraciones estatales y federales. Por ello, sorprende conocer que Estados Unidos invierte más que la mayoría de países en sanidad, en el año 2020, el 16,8% del PIB ocupando la primera posición del ránking mundial.

    En próximas entradas seguiré comentando algo más de este sistema para poder compararnos.

  6. Yo me quedo con que “El Estado pretende garantizar la protección de la salud, la equidad y la accesibilidad a una adecuada atención sanitaria a la que tienen DERECHO todas las personas independientemente de su lugar de residencia” y que pasa por desplegar la cartera de servicios comunes del SNS… Sin cartera de servicios comunes no existiría equidad en la adecuada protección de la salud porque en cada territorio se desplegarían distintas atenciones sanitarias en función de sus concretas capacidades de atención y dispensación. De esta manera queda garantizado que en cada territorio se cuentan con los medios de atención necesarios, o que se pueda acceder a otros que sí los tenga.

  7. Yo me centro en la EDUCACION SANITARIA como actuación que queda recogida en el art 18 de La Ley General de Sanidad y que desarrollarán las AAPP a través de sus servicios de salud y de los órganos competentes.
    La educación Sanitaria, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como: “Actividades educativas diseñadas para ampliar el conocimiento de la población en relación con la salud y desarrollar los valores, actitudes y habilidades personales que promuevan la salud”… Es pues, una herramienta primordial a utilizar a distintos niveles (poblacional, grupal, individual), en diferentes ámbitos (familia, escuela, centros de trabajo, servicios sanitarios…), sola o combinada con otras estrategias, etc…

    Aquí trato el ámbito de la escuela.

    AREAS DE INTERVENCIÓN en educación sanitaria:
    – Problemas de salud, especialmente procesos crónicos -diabetes, enfermedades cardiovasculares, esquizofrenia, artrosis, demencias…- pero también procesos agudos o de media duración como lumbalgias u otros problemas osteomusculares… o problemas como la dependencia, la violencia o el maltrato.
    – Estilos de vida, relacionados con alimentación, lactancia, ejercicio físico, sexualidad, manejo del estrés, sueño/reposo/actividad, salud dental, exposición solar, tabaco, alcohol y otras sustancias, gestión y reducción de riesgos y otros.
    – Transiciones vitales, como el embarazo, la infancia y adolescencia, materni- dad o parentalidad, menopausia/madurez, envejecimiento, cuidar y emigrar.

    Las personas han de adquirir conocimientos -SABER- sorbre aptitudes e información que les permitan elegir opciones saludables de vida, por ejemplo, con respecto a su alimentación y a los servicios de salud que necesitan, además de que les permitan gozar de un entorno en el que puedan demandar nuevas medidas normativas que sigan mejorando su salud -PEDIR Y CONVIVIR.

  8. La educación sanitaria en mi Comunidad (Madrid),
    Se trata de un Espacio educativo que se ofrece a los Centros de Educación Primaria (4º-5º curso) para el desarrollo de talleres de educación para la salud y como apoyo al trabajo de promoción de la salud que se realiza en los centros educativos.
    El Aula de Salud Pública parte de un concepto de salud integral, porque no se trata solamente de adquirir conocimientos acerca del funcionamiento de su cuerpo y de los riesgos de enfermar o accidentarse, sino que se busca que desarrollen su potencial como personas en todas sus dimensiones.
    En los talleres se trabajan herramientas para que los alumnos puedan avanzar hacia estilos de vida más saludables e incluso que ellos mismos sean agentes de salud con su entono más cercano.
    De manera natural, se pretende que los aprendizajes se extiendan hacia la familia y la escuela tanto a través de los materiales de educación sanitaria que se distribuyan durante las visitas, como aprovechando la influencia que pueden ejercer sobre su entorno próximo.
    Los seis talleres que se ofrecen a los escolares son:
    • Prevención de accidentes
    • Alimentación y actividad física
    • Desayunos saludables
    • Vacunas
    • Prevención del tabaquismo
    • Seguridad alimentaria

  9. Gracias por vuestras aportaciones.
    Algunos ya lo decis, casi todos nos acercamos al sistema sanitario público desde la experiencia de contar con un mecanismo estatal que garantice nuestras posibilidades de optar a una buena salud. Pero este mecanismo es complejo, descentralizado y sujeto a colaboraciones y participaciones varias (desde la del usuario hasta la de los conciertos publico-pivados)
    Conocer lo básico es esencial de cara al usuario para así sacar el mejor partido de este sistema público que queda a nuestea disposición. Y lo básico no es tanto, pero si amplio. De su conocimiento dependerá nuetra mejor relación con la dministación sanitaria y probablemente nuestra mejoría en a salud en términos generales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *